“Guía-te es la única revista gratuita de estilo de vida del Vallès. Nuestro objetivo es inspirar a los lectores para que expriman al máximo sus vidas de una forma sana, saludable y creativa.” Únete a nosotros

En esta vida tan difícil… Cómo convertirse en una persona resiliente

En esta vida tan difícil… Cómo convertirse en una persona resiliente

La resiliencia es la capacidad que tienen algunas personas para afrontar la adversidad y aceptar las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés, superando esas situaciones y saliendo fortalecidas sin que por ello se deje de sentir malestar o dolor emocional.

Todos sabemos que la vida no es fácil. Tarde o temprano a todos nos toca afrontar momentos complicados como la muerte de un ser querido, una enfermedad grave, la pérdida de trabajo, etc…sucesos que causan la misma inseguridad, incertidumbre o dolor en todo el mundo, pero ante los que no todos reaccionamos de igual manera.

La resilencia empezó a estudiarse después de observar casos de niños y adultos que conseguían salir adelante tras situaciones adversas; los psicólogos han tratado de definir qué características hacen que unas personas se recuperen con mayor facilidad que otras, señalando tres rasgos principales:

  • La habilidad para no tomarse las cosas a la tremenda, sabiendo relativizar y no derrumbándose ante la adversidad.
  • El apoyo emocional resulta fundamental. Contar con alguien o algo a lo que aferrarse en situaciones difíciles puede ayudar a ver la luz al final del túnel.
  • Encontrar los elementos necesarios para recuperar la confianza en uno mismo y la autoestima sin ver el universo como un enemigo constante. Confianza tanto en uno mismo como en los demás.

La resiliencia está basada en una serie de conductas y formas de pensar que cualquier persona puede aprender y desarrollar. Además, su desarrollo puede reportar importantes beneficios como mejorar la autoestima, dar empuje para afrontar retos, potenciar el optimismo, aumentar la satisfacción en las relaciones y reducir el riesgo de depresiones.
La introspección, la independencia, la iniciativa, el sentido del humor o la creatividad son pautas que pueden acercarte a la resiliencia y todos podemos desarrollar esa capacidad. Simplemente hay que proponerse un cambio de actitudes, interpretar los acontecimientos de forma distinta, aprender a reflexionar sobre uno mismo valorando lo que somos y estaremos trazando el camino para sobrellevar la realidad, con lo bueno y con lo malo, de una manera más llevadera y sintiéndonos menos vulnerables.

Habilidades que presentan las personas resilientes:

  1. Pueden controlar sus emociones y mantener ese control en situaciones de crisis.
  2. Son optimistas realistas. Piensan que la vida puede ir bien, tienen una visión optimista del futuro pero sin caer en ensoñaciones o fantasías, actuando siempre con los pies en la tierra.
  3. Son capaces de identificar las causas de sus problemas y evitar que vuelvan a repetirse en el futuro. No huyen de los problemas sino que los afrontan y buscan soluciones; los problemas son retos que se pueden superar y no terribles amenazas.
  4. Se sienten competentes y confían en sus capacidades. Se toman tiempo para recuperar fuerzas, sabiendo lo que pueden exigirse y cuál es su límite.
  5. Tienen facilidad para empatizar, para captar las emociones de los demás y conectar con ellas.
  6. Saben buscar nuevas oportunidades, retos y relaciones que puedan llenar sus vidas.
  7. Pueden sentir emociones intensas sin temerlas ni huir de ellas y cuando alguna emoción supone una amenaza, saben evitarla centrándose en alguna distracción y no pensar en ella.

Todos podemos desarrollar esta capacidad, así que ¡Ánimo!

 

 

 

Categorized: Bienestar , Disfrutar de la vida , Saber vivir , Salud , VIVIR

Este post tiene 1 Comentario

Dejar un comentario